Jesús María Turismo

Cierre Semana Santa en Jesús María

Con Semana Santa, Jesús María cerró una gran temporada turística
La ciudad recibió principalmente a turistas “de paso” que participaron de las distintas actividades culturales, artísticas y religiosas. Las visitas guiadas en bici por los “rincones de la fe” fue una de las propuestas más elegidas.

Jesús María cerró este fin de semana largo la temporada turística del verano con una agenda cargada de actividades que convocaron a vecinos y turistas de distintos puntos del país y la provincia.

La inauguración de una muestra de trajes litúrgicos en la Torre Céspedes; el vía crucis viviente en el Anfiteatro José Hernández; la feria de antigüedades, artesanos y emprendedores; el espectáculo “Tango Redondo”; y clases en vivo de cocina de huevo y rosca de pascua; formaron parte de la propuesta de Semana Santa, que cautivó principalmente a grupos de familias.

Durante todo el finde, la experiencia en bici guiada por los rincones de la fe fue una de las actividades más elegidas por los visitantes aventureros que optaron por un paseo diferente para conocer los sitios y edificios religiosos de la ciudad.

El viernes, el vía crucis comunitario reunió a más de mil personas y a más de cien artistas en escena que representaron el camino de Jesús en el Anfiteatro José Hernández, bajo la luz de la luna llena.

En tanto, el sábado, el espectáculo “Tango Redondo”, permitió disfrutar de una emocionante fusión entre el rock y el tango, con canciones reversionadas de Los Redonditos de Ricota. Un show único en su tipo, que se presentó en la Explanada del Ferrocarril.

Durante el finde, además, la cocina en vivo fue protagonista de la mano del Instituto Superior Mariano Moreno-sede Jesús María. Muchas familias pudieron aprender a preparar huevos y roscas de pascua.

Entre los lugares más concurridos y elegidos para visitar, se encuentran la Estancia Jesuítica y el Camino Real.

La Oficina de Turismo, ubicada en la Explanada del Ferrocarril, recibió principalmente a residentes de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fé y Entre Ríos, y la ocupación hotelera rondó entre el 40 y 60 por ciento.

De esta manera, Jesús María se reafirma como destino turístico de la provincia, apostando por sostener una agenda durante todo el año para atraer la preferencia de los visitantes y potenciar el desarrollo económico local.